El papel del mantenimiento en la prevención de los brotes de Legionella

La Legionella es un problema de salud pública y es responsable por la legionelosis, un tipo de neumonía que se contrae por la inhalación de gotitas de vapor de agua contaminadas (aerosoles).

 

Esta bacteria está presente en los medios acuáticos, por ejemplo, en sistemas de agua domésticos, jacuzzis y piscinas, o, en la naturaleza, en ríos y lagos. Esta bacteria aparece de forma natural en las torres de refrigeración de las fábricas, los humidificadores, los aires condicionados y los sistemas de suministro y distribución de agua, pero sólo alcanzan concentraciones peligrosas en caso de fallos en el mantenimiento de los equipamientos.

 

Los principales sistemas y equipamientos asociados al desarrollo de la bacteria Legionella son:

 

  • Sistemas de refrigeración
  • Redes de agua caliente y fría de los edificios
  • Sistemas de agua climatizada para uso recreativo o terapéutico
  • Piscinas y jacuzzis climatizados
  • Instalaciones térmicas
  • Equipos utilizados en la terapia respiratoria (nebulizadores y humidificadores del sistema de ventilación asistida)

 

Los riesgos están efectivamente en el mantenimiento y funcionamiento de este grupo de sistemas, ya que, para que ocurra un brote de esta bacteria, es necesario que haya algún fallo en el mantenimiento de estos equipamientos. Por ejemplo, en el caso del aire acondicionado, la falta de mantenimiento puede contribuir a la contaminación del aire debido a la acumulación de bacterias y sustancias nocivas en los filtros.

 

Para reducir al mínimo la proliferación de la Legionella, deben adoptarse medidas específicas de mantenimiento preventivo y de control de las operaciones. Por ejemplo, para los sistemas de refrigeración – torres de refrigeración, humidificadores y sistemas de aire acondicionado – deben elaborarse programas de mantenimiento adecuados a las características de las instalaciones y de los equipamientos.

 

Estas medidas de control y prevención, así como el mantenimiento, la limpieza y la desinfección de los sistemas y equipamientos, son soluciones eficaces para evitar la propagación de la Legionella.

 

Los protocolos de mantenimiento deben basarse en un buen conocimiento de todo el sistema y equipamientos, lo que incluye una inspección periódica, un programa de control y tratamiento del agua, un programa de limpieza y desinfección de todas las instalaciones y, por último, la existencia de un registro para cada una de estas operaciones. Todas las operaciones de mantenimiento y limpieza deben registrarse en un documento o en una plataforma de gestión del mantenimiento.

 

Otro aspecto importante es la vigilancia de las instalaciones. Es esencial controlar los niveles de cloro, el PH del agua, la temperatura y actualmente es posible hacerlo fácilmente y en tiempo real. De esta manera, es posible predecir cuando la bacteria puede empezar a contaminar.

 

Los planes de mantenimiento y de contingencia a veces no se preparan con el rigor necesario para este tipo de equipamiento, lo que inevitablemente puede causar brotes de Legionella. Sin embargo, ya existe una ley de 2018 que establece el régimen de prevención y control de la enfermedad y que indica prácticas más estrictas al nivel del mantenimiento y funcionamiento de los edificios y de sus equipamientos.

 

De hecho, es bien conocido el importante papel del mantenimiento como medio de prevención de la proliferación de la bacteria Legionella en edificios, equipamientos y sistemas.

 

El impacto del confinamiento en el origen de brotes de Legionella

 

Durante la pandemia, varias fábricas y empresas se vieron obligadas a cerrar sus edificios durante algún tiempo. Ahora que han reabierto y vuelto a su actividad, es esencial implementar un estricto plan de prevención y tratamiento en las tuberías de refrigeración, aire acondicionado y agua estancada. De lo contrario, estos equipamientos crearán las condiciones para el desarrollo de la bacteria Legionella.

 

Antes de retomar a su actividad, deben aplicarse procedimientos de limpieza y mantenimiento de los equipamientos y sistemas a fin de evitar problemas de calidad del agua, como la proliferación y diseminación de las bacterias en sus instalaciones.

 

Por ejemplo, el estancamiento del agua durante periodos prolongados en el sistema de distribución de los edificios aumenta la descomposición del cloro residual libre, lo que puede promover el crecimiento de la bacteria y potenciar los cambios químicos y físicos en el agua.

 

En el contexto de una pandemia, el mantenimiento no suele hacerse con la periodicidad adecuada. El riesgo de brotes de Legionella es entonces bastante alto, a través del aire acondicionado, torres de refrigeración, piscinas, saunas y Spas.

 

Algunos expertos predijeron que estos brotes ocurrirían como un efecto secundario de la pandemia. Los hoteles, gimnasios, fábricas y otros edificios con sistemas de agua y refrigeración que fueron cerrados durante el confinamiento, con agua estancada en las tuberías se convierten en terreno fértil para la Legionella, si no se sigue un estricto plan de mantenimiento preventivo antes de su reapertura.

 

Si todo el edificio ha sido cerrado, la limpieza y el mantenimiento de todos los componentes de los sistemas anteriormente referidos deben ser realizados antes de la reapertura. El incumplimiento de estos planes de mantenimiento y limpieza de los equipos no sólo es perjudicial para las organizaciones, sino que también descuida la salud pública.

 

Descubra cómo nuestro software GMAO Valuekeep puede contribuir a prevenir el surgimiento de la bacteria Legionella.

Solicitar una demo

Artículos relacionados:


E-Books & Artículos

Cómo sacar provecho de la industria 4.0 en Mantenimiento

Alcanzar todo el potencial de la industria 4.0 no es algo que suceda de la noche a la mañana. Es ante todo una estrategia que abarca a toda la organiz[...]

Saber más

E-Books & Artículos

El papel del software GMAO en el mantenimiento 4.0

Los elevados costes de los equipos esenciales para la producción, junto con la demanda de productos de producir productos de gran calidad, hacen neces[...]

Saber más

E-Books & Artículos

¿Qué es el Mantenimiento 4.0?

La industria 4.0, también conocida como la cuarta revolución industrial, es la actual tendencia de automación e interconexión de datos em tecnologías [...]

Saber más

E-Books & Artículos

Reducir los costes mediante la antelación de fallos o averías

El mantenimiento preventivo tiene la capacidad de planificar operaciones de mantenimiento para prevenir fallos o averías. Este modelo de mantenimiento[...]

Saber más

PROGRAME UNA DEMO

Simplifique el mantenimiento de su empresa.

¡Empiece ahora!

Programe una demo con uno de nuestros especialistas.

Solicitar demo
Schedule a Demo