Gestión de Mantenimiento

Gestión de mantenimiento: ¿qué es y cómo optimizarla?

El éxito de la gestión empresarial en cualquier sector depende necesariamente de una gestión eficaz del mantenimiento. En fábricas, hoteles, tiendas, restaurantes, entre otros edificios, la gestión del mantenimiento desempeña un papel clave para garantizar la eficacia operativa de equipos e instalaciones.

 

La gestión del mantenimiento se define como el proceso de mantenimiento de los activos y recursos de una empresa y sus principales objetivos son:

 

  • Control de costes
  • Controlar los tiempos
  • Gestionar los recursos
  • Garantizar el cumplimiento de la normativa

 

Esta gestión implica la supervisión periódica del funcionamiento de máquinas, equipos, instalaciones y herramientas. También evita, por ejemplo, las paradas de producción por equipos averiados y el despilfarro de recursos en procesos de mantenimiento ineficaces.

 

Así, para evitar verse sorprendido por imprevistos y fallos técnicos que puedan perjudicar el flujo de trabajo de la empresa, la gestión del mantenimiento permite a los responsables controlar todos los procesos para que todo fluya según lo previsto y sin fallos inesperados.

 

Uno de los principales objetivos de la gestión del mantenimiento es planificar y programar el trabajo con eficacia. Así pues, es necesario definir las estrategias de mantenimiento más adecuadas para los equipos y las instalaciones, como el mantenimiento preventivo y el correctivo.

 

Mediante estas estrategias es posible eliminar fallos técnicos y mantener el funcionamiento y la disponibilidad de equipos, máquinas e instalaciones.

 

¿Cuáles son las ventajas de la gestión de mantenimiento?

 

Mejorar la eficacia operativa

 

Con el desgaste normal, los equipos pueden perder eficacia. Por lo tanto, una gestión adecuada del mantenimiento preventivo garantizará las mejores condiciones de funcionamiento de los equipos y también aumentará su vida útil.

 

Ahorrar tiempo

 

El mantenimiento preventivo programado reduce el tiempo de inactividad causado por las averías de los equipos. De este modo, es posible ahorrar tiempo en reparaciones y sustituciones de emergencia.

 

Garantizar la seguridad del personal y del material

 

Mediante un mantenimiento preventivo periódico, no sólo se garantiza el funcionamiento de los equipos, sino también su seguridad. Esto también supone un menor riesgo para los técnicos que están en contacto diario con los equipos.

 

¿Cuáles son los tipos de mantenimiento más utilizados?

 

La función del responsable de mantenimiento es garantizar que se lleve a cabo el tipo de mantenimiento indicado para cada equipo. Por ello, enumeraremos las principales y cómo se aplican en cada caso.

 

Mantenimiento preventivo

 

El principal objetivo del mantenimiento preventivo es reducir futuros fallos, evitando la aparición del problema y evitando el mantenimiento correctivo. Debe seguir un periodo preestablecido, que se determina según el tipo de equipo, su uso o por el tiempo.

 

Mantenimiento predictivo

 

Este tipo de mantenimiento predictivo se centra en implantar una cultura de supervisión constante de equipos y activos. No requiere un calendario fijo de inspecciones, sino el uso de software e instrumentos para evaluar vibraciones, ultrasonidos, inspecciones visuales, niveles de temperatura, entre otros.

 

Mantenimiento correctivo

 

Este tipo de mantenimiento correctivo corrige los fallos existentes detectados durante las inspecciones. Por lo tanto, se concierta una nueva cita para ejecutar la reparación. Suele ser la corrección más costosa, porque puede implicar que el equipo esté inactivo durante algún tiempo.

 

4 consejos para una gestión eficaz del mantenimiento

 

1. Gestionar los costes

 

Para reducir los costes de mantenimiento, es fundamental seguir los planes de mantenimiento establecidos para cada equipo, con el fin de garantizar su funcionamiento y evitar posibles averías y fallos en los mismos. Aquí hablamos de gestión de activos, es decir, de definir las mejores estrategias a aplicar a cada activo para alcanzar el objetivo final: cuanto más eficiente sea la gestión de activos, menores serán los costes asociados a su mantenimiento.

 

2. Digitalizar los informes de mantenimiento

 

Las soluciones GMAO permiten automatizar la generación de informes de mantenimiento, lo que permite a los profesionales del mantenimiento tomar decisiones más rápidamente, sin tener que buscar información en montones de papel o archivos de Excel. Por otro lado, se reduce el tiempo empleado por los técnicos en la elaboración manual de estos informes y, en consecuencia, la probabilidad de que se produzcan errores en los datos.

 

3. Seguimiento de los indicadores de mantenimiento

 

Los indicadores de mantenimiento miden la calidad de las operaciones para alcanzar los objetivos definidos, como reducir el tiempo de inactividad de los equipos. Permiten evaluar la evolución del rendimiento de los equipos técnicos a lo largo del tiempo y, este análisis, permite al gestor saber en qué nivel se encuentra su equipo y por qué estrategias debe apostar para alcanzar los próximos objetivos. Los KPI de mantenimiento son, por tanto, un buen apoyo para definir el camino hacia la mejora continua del departamento de Mantenimiento.

 

4. Invertir en un software de gestión de mantenimiento

 

Para facilitar todo este proceso, existen soluciones de software de gestión de mantenimiento o GMAO (Gestión de Mantenimiento Asistido por Ordenador). El uso de estos sistemas supone un valor añadido para la gestión, ya que simplifica todos estos procesos, centralizando toda la información y facilitando la comunicación entre gestores y técnicos de mantenimiento.

 

El software de gestión de mantenimiento permite responder a los principales retos de la gestión del mantenimiento, que van desde la planificación diaria, mensual o anual de los trabajos de mantenimiento correctivo y preventivo hasta el control de los costes asociados a las operaciones, con el fin de garantizar el pleno funcionamiento de todos los equipos y activos.

 


Descubra cómo Valuekeep puede ayudarle a lograr una gestión de mantenimiento más eficiente y controlada.


Solicite una demo

Otros artículos


Blog

Cómo sacar provecho de la industria 4.0 en el Mantenimiento

Alcanzar todo el potencial de la industria 4.0 no es algo que suceda de la noche a la mañana. Sepa más detalles sobre estema tema aquí.

Saber más

Blog

El papel del software GMAO en el mantenimiento 4.0

Los elevados costes de los equipos esenciales para la producción, junto con la demanda de productos de producir productos de gran calidad, hacen neces[...]

Saber más

Blog

¿Qué es el Mantenimiento 4.0?

La industria 4.0, también conocida como la cuarta revolución industrial, es la actual tendencia de automación e interconexión de datos em tecnologías [...]

Saber más

Blog

Reducir los costes mediante la antelación de fallos o averías

El mantenimiento preventivo tiene la capacidad de planificar operaciones de mantenimiento para prevenir fallos o averías. Este modelo de mantenimiento[...]

Saber más

PROGRAME UNA DEMO

¿Quiere saber más sobre nuestro software GMAO?

Hable con uno de nuestros especialistas y conozca todo sobre nuestro programa GMAO. Empiece ahora a simplificar la gestión de mantenimiento de su empresa.

Solicitar demoConsultar precios
Schedule a Demo